Medicina Alternativa: Benditas Flores

No hay enfermedades, sino enfermos


La flor lleva en sí misma la potencia de lo que será más tarde un árbol o arbusto, pero también contiene energía y espíritu.
El Doctor Edward Bach, fue un gran investigador, además de médico y homeópata. Experimentó, entre los años 1926 y 1934, con diversas flores silvestres hasta encontrar 38 remedios naturales. Cada uno con propiedades terapéuticas, especialmente pensadas para curar distintos problemas emocionales. La enfermedad radica en lo anímico, si el alma no sana, con el tiempo genera síntomas físicos o psíquicos originado en los defectos, como por ejemplo: el orgullo, la crueldad, el odio, el egoísmo, la ignorancia, la inestabilidad y la codicia.
En su libro Cúrese a Usted Mismo, el Doctor Bach, lo explica claramente:

"Ahora podemos ver cómo cualquier tipo de enfermedad que podamos sufrir nos llevará a descubrir el defecto que yace bajo nuestra aflicción.

Por ejemplo, el orgullo, que es arrogancia y rigidez de la mente, dará lugar a esas enfermedades que producen estados de rigidez y envaramiento del cuerpo. El dolor es el resultado de la crueldad, en tanto que el paciente aprende con su sufrimiento personal a no infligirlo a los demás, desde un punto de vista físico o mental.

Las consecuencias del odio son la soledad, los enfados violentos e incontrolables, los tormentos mentales y la histeria. Las afecciones introspectivas -neurosis, neurastenia y condiciones semejantes-, que privan a la vida de tanta alegría, están provocadas por un excesivo egoísmo.

La ignorancia y la falta de discernimiento traen sus dificultades propias a la vida cotidiana y, además, si se da una persistencia en negarse a ver la verdad
cuando se nos brinda la oportunidad, la consecuencia es una miopía y mala visión y audición defectuosa.

La inestabilidad de la mente debe llevar en el cuerpo a la misma condición, son todos esos desórdenes que afectan al movimiento y a la coordinación.

El resultado de la codicia y del dominio de los demás son esas enfermedades que harán de quien las padece un esclavo de su propio cuerpo, con los deseos y las ambiciones frenados por la enfermedad".

La mente, por ser la parte más delicada y sensible, muestra el principio y el desarrollo de la enfermedad con mayor exactitud que el cuerpo; por lo tanto, es el estado mental el que debe ser elegido, para determinar qué remedio se necesita. Por eso mismo, para quienes recién conocen las Flores de Bach, y desean descubrir sus emociones y mejorar el manejo de las mismas, se recomienda realizar el siguiente cuestionario, teniendo en cuenta dicha aclaración:

Marque con una × sólo las preguntas que pueda responder con "Si".
No tilde ninguna pregunta si la respuesta es "No", "A veces", "Creo", o "Puede ser".

1. ¿Suele sentir miedo, terror o pánico frente a determinadas situaciones?
2. ¿Tiene pesadillas con cierta regularidad?
3. ¿Tiene miedos específicos y concretamente identificables que quisiera superar?
4. ¿Es tímido o asustadizo?
5. ¿Es compulsivo o tiene impulsos a hacer cosas que reconoce que están mal, pero le es difícil controlarse?
6. ¿Teme hacerse daño o agredir a otros?
7. Aunque no sea de noche, ¿se siente inquieto por algún temor al que no le encuentra explicación?
8. ¿Se despierta con la sensación de que algo malo puede suceder, o tiene una sensación de aprensión y presagio?
9. ¿Está tan ligado a sus seres queridos que lo que les pasa a ellos siente como que le pasara a usted?
10. ¿Teme que algo malo pueda pasarle a aquellos cercanos a usted?
11. Después de pedir y recibir consejo de los demás se siente confundido frente a una decisión, modificándola según la última recomendación?
12. ¿Se siente inseguro frente a cómo piensa y revisa sus decisiones en relación con los puntos de vista de otros?
13. ¿Suele oscilar entre dos posibilidades, pero trata de encontrar la solución solo, sin que nadie lo influya?
14. ¿Reacciona rápido a las provocaciones y enseguida pierde su equilibrio interior?
15. En caso de estar deprimido, ¿sabría por qué?
16. ¿Es muy duro para usted empezar nuevamente cuando se le presentan dificultades?
17. ¿Siente que no termina de satisfacerlo su trabajo aunque esté trabajando en algo que eligió?
18. ¿Ha tratado de buscar en muchas direcciones diferentes en la vida, pero nada parece satisfacerlo?
19. ¿Se encuentra desanimado y ya ni se anima a esperar algún cambio en su situación?
20. ¿Piensa que ya no se pueden cambiar las cosas para mejorar algunas
circunstancias o situaciones de su vida?
21.¿Cuándo se despierta en la mañana se siente cansado y le cuesta levantarse?
22. ¿Siempre siente que todo es demasiado pero después logra hacerlo igual?
23. ¿Lo cotidiano no le interesa demasiado? ¿Le da demasiado lugar a la
fantasía en su vida?
24. ¿Está distraído o su atención vuela con facilidad, siéndole difícil concentrase?
25. ¿Muchas veces se pone a pensar qué lindo sería hacer o poder hacer que determinadas cosas del pasado no hubieran ocurrido?
26. ¿Se encuentra como atrapado entre vivir el presente y rememorar su pasado?
27. ¿Usted diría que la vida le enseñó que uno debe conformarse con su destino?
28. ¿Está resignado a su situación actual, haciendo muy poco esfuerzo para mejorar cosas y disfrutar?
29. ¿Se cansa más fácilmente que las demás personas a su alrededor?
30. ¿Está atravesando o pasó recientemente por alguna enfermedad o alguna situación personal que lo dejó agotado?
31. ¿Hay acontecimientos desagradables que se le repiten en sus pensamientos sin parar?
32. ¿Tiene preocupaciones o discusiones mentales que van y vuelven?
33. ¿Le cuesta aprender? ¿Repite siempre los mismos errores?
34. ¿Hay alguna situación en particular recurrente en su vida que le gustaría superar?
35. ¿Se encuentra con que está triste y deprimido, aparentemente sin razón y que esto se va tan repentinamente como vino?
36. ¿Está melancólico y aislado de la vida y de las sensaciones, sin ganas ni voluntad para hacer nada, pero no sabe por qué está así?
37. ¿Evita cargar a otros con sus problemas e intenta complacer a los demás con tal de evitar peleas o discusiones?
38. ¿Se encuentra angustiado y siente como una opresión en el pecho, nudo en la garganta o dolor en la boca del estómago?
39. ¿Siempre termina haciendo el trabajo que dejan los demás?
40. ¿Le cuesta decir que no? ¿Diría que se somete en las relaciones?
41. ¿Es muy sensible y se siente herido con facilidad?
42. ¿Se encuentra actualmente en alguna etapa de transición o situación de cambio (evolutivo, afectivo, laboral, etcétera.)
43. ¿Siente celos, odio, rabia, envidia?
44. ¿Le cuesta sentir compasión hacia otros?
45. ¿Le resulta difícil incluirse en las conversaciones de los demás y por eso se retrae?
46. ¿Prefiere trabajar sólo protegiéndose así de que interfieran en sus cosas o interferir en las cuestiones de otros?
47. ¿No puede quedarse demasiado tiempo sentado en una silla por ser
demasiado inquieto?
48. ¿Hace cosas apurado, corriendo de un lado a otro o de una situación
a otra rápidamente?
49. ¿Muchas veces tiene el impulso interior de hablar con todo el mundo sobre usted?
50. ¿Necesita conducir las conversaciones hacia sus propios asuntos y le cuesta cortarlas aun cuando su interlocutor le diga que se tiene que ir?
51. ¿Se siente inferior, y que los demás son más capaces y calificados que usted?
52. ¿Le falta confianza en usted mismo?
53. ¿Es duro con usted cuando se equivoca o no cumple con las metas que se ha fijado, reprochándoselo?
54. ¿Son pocas las veces que se pone contento con sus logros, sintiendo que lo podía haber hecho mucho mejor?
55. ¿Se siente sobrepasado por las responsabilidades y no sabe ya por dónde empezar?
56. ¿Se encuentra abrumado por su trabajo, y a pesar de ser capaz siente que tomó más obligaciones de las que puede cumplir?
57. ¿Siente que llegó al límite de lo que puede soportar y que sólo queda frente a usted la destrucción total?
58. ¿Siente que su situación no tiene salida, no sabe cómo continuar?
59. ¿Ha tenido una pérdida importante (de cualquier tipo) recientemente?
60. ¿Siente que alguna operación o accidente pasados son responsables de su situación actual?
61. ¿Siente que es injusto todo lo que la vida le ha privado?
62. ¿Siente rencor o resentimiento por aquellos que cree que lo dañaron? 63 ¿Tiende a realizar sus proyectos no tomando demasiado en cuenta sus
propias necesidades o cansancio, así como las necesidades de los que
están cerca suyo?
64. ¿Trabaja con tanta intensidad que recién cuando afloja un poco se da cuenta de que le duele el cuello o los hombros por lo contracturado que está?
65. ¿Es compulsivo acerca de la limpieza, a veces en forma extrema?, ¿Alrededor suyo tiene que estar pulcro y ordenado?
66.¿Se preocupa por pequeños problemas físicos cómo granos, manchas y no tanto por algo más importante?
67. ¿Les hace notar a los que quiere todo lo que hace por ellos?
68. ¿Se ofende y le duele que no comprendan o correspondan los esfuerzos que usted hace queriendo lo mejor para todos?
69. ¿Es muy sensible a las injusticias luchando por los principios en los que usted cree?
70. ¿A veces se pone terco en algunas cosas y le cuesta relajarse y aflojar?
71. ¿Cuándo trabaja con otra gente, siempre termina dirigiendo el grupo? 72. ¿Tiene dificultades con el mandar y el obedecer?
73. ¿Le resulta difícil soportar la estupidez de la gente?
74. ¿Le dicen que es demasiado crítico y que debería ser más tolerante?
75. ¿Es rígido y exigente consigo mismo y se priva o prohíbe algunas cosas?
76. ¿Suele tener dolores de columna o lumbalgias?


Los tratamientos no deben ser interrumpidos. Los resultados se verán de acuerdo a cada organismo. En algunos casos es lento, pero seguro.
Para determinar la combinación de esencias, deberá ser necesaria la atención de un especialista terapéutico.
Su presentación es en gotas, que luego serán diluidas en medio vaso de agua. Y de esta manera se podrá recuperar la conexión con la naturaleza y sanar la energía y el espíritu.-


Write a comment ...
Post comment
Cancel

Huerta urbana: en busca de la auto sustentabilidad

Calendario de siembra según la luna
La principal idea al iniciar una huerta es, con el tiempo, ir logrando la auto sustentabilidad de la misma abasteciéndonos cada vez más. Aprender a...

Historias que inspiran: El hombre que unió dos continentes nadando

Agustín Barletti realizó la hazaña de cruzar a nado el Estrecho de Gibraltar uniendo Europa con África
Agustín Barletti es quien nos inspira esta vez, su historia es simple, pero a su vez muy bella ya que nos demuestra como el hombre en función de cómo...

Japón suspende la caza de ballenas

Barco factoría dedicado a la caza de ballenas en los mares australes
Japón acatará el fallo de la Corte de La Haya y suspende la caza de ballenas en la temporada estival del océano Atlántico Sur. Por primera vez en más...

Historias que inspiran

Coach Jack Lengyel Marshall University
Corría el mes de Noviembre de 1970 y un accidente aéreo en West Virginia (EE.UU.) deja sin vida a todos los pasajeros y tripulantes del fatídico vuelo...

El colectivo: una creación porteña

Primeros colectivos porteños

El 24 de septiembre de 1928 tiene lugar en Buenos Aires el primer viaje en colectivo, que partía desde Primera Junta, paraba en Plaza Flores y...

Continua el deshielo en el Ártico y en el mar Antártico

El Ártico perdió 5 millones de km2 de superficie helada este año
Con cinco millones de kilómetros cuadrados de superficie helada este año, el Ártico sigue la tendencia de perder hielo en el verano boreal europeo,...

Historias que inspiran

EL recordado Enrique Casares,hábil jugador de rugby del SIC y excelente golfista que falleció en la explosión

Invierno de 1986, más precisamente 11 de Julio de 1986. Noche muy fría no apta para ser aprovechada para hacer un asado en la parrilla ubicada en el...

Advertise with The Munich Eye
Public Service Advertisements
Shades of Love
Advertisements
Spanish Finca for rent Web Site Optimisation
Newspaper sudoku